Recomendaciones para el cuidado de la salud infantil

Existen problemas de salud que pueden diagnosticarse en la infancia, para los cuales no existen vacunas, como las enfermedades crónicas degenerativas resultado de las altas incidencias de sobrepeso y obesidad como diabetes, colesterol elevado, enfermedad renal, así como otras afecciones relacionadas con el medio ambiente, nutrición o genética, como asma, leucemia, hemofilia, fibrosis quística, entre otras.

En este contexto, las siguientes medidas pueden ayudar a los niños a estar saludables:

  • Mantener la lactancia materna (6 meses, mínimo).
  • Llevar dieta equilibrada, de acuerdo a edad, talla y peso, con bajo contenido de grasas saturadas, carbohidratos y con alto contenido de proteínas, fibra, vitaminas y minerales.
  • Respetar los horarios de ingesta de alimentos.
  • Consumir frutas y/o verduras entre comidas, en lugar de dulces, frituras y golosinas.
  • No exigirle que coma gran cantidad de alimento que no desea.
  • Mantener adecuada hidratación, bebiendo agua natural frecuentemente o bebidas con electrolitos añadidos en caso de riesgo de deshidratación en temporada de calor o por diarrea.
  • Restringir el consumo de bebidas industrializadas y azucaradas.
  • Practicar actividad física de forma regular de acuerdo a su edad.
  • Limitar el tiempo de uso de la televisión, computadora y videojuegos.
  • Evitar exponerlo a situaciones estresantes o discusiones entre adultos.
  • No recurrir a los golpes o violencia verbal para corregir su conducta.
  • Abstenerse de comentarios negativos sobre sus actos o falta de habilidad.
  • Estimular y premiar su esfuerzo para el logro de objetivos personales y/o escolares.
  • No fumar en su entorno inmediato.
  • Procurar un entorno limpio como espacios donde habita y convive, así como ropa, utensilios y accesorios de su uso personal.
  • Escucharlo y ayudarle a aprender y comprender situaciones y objetos de su entorno.
  • Llevarlo a revisiones médicas de forma regular y en caso de enfermedad y/o emergencia.
  • Completar esquema de vacunación correspondiente.

Recuerda, el derecho a la salud es fundamental para la población infantil, la cual debe contar con acceso a servicios médicos, vacunas, medicamentos, agua potable y buena alimentación para preservar vida y salud y crecer sana.