Descubre cómo prevenir el dolor de espalda en el trabajo y el hogar

Casi todos tendrán dolor de espalda en algún momento de la vida. El dolor de espalda varía de una persona a la otra. Puede ser de leve a severo y puede ser a corto o largo plazo.

No es posible prevenir todos los dolores de espalda. No podemos evitar el uso y desgaste de nuestras columnas vertebrales a medida que envejecemos. Pero hay cosas que podemos hacer para disminuir el impacto de problemas de la espalda lumbar.

Protege tu espalda

Un buen comienzo para prevenir el dolor de espalda es tener un estilo de vida sano.

Haz ejercicio

Combina ejercicio, como caminar o nadar, con ejercicios específicos, para mantener fuertes y flexibles los músculos de tu espalda y abdomen.

Baja de peso

Mantén un peso saludable. Tener sobrepeso puede agregar presión a tu columna vertebral y tu espalda lumbar.

Evita fumar

Tanto el humo como la nicotina causan que tu columna vertebral envejezca más rápido de lo normal.

Mantén una postura correcta

Una buena postura es importante para evitar problemas lumbares. Cómo te paras, sientas y levantas cosas tiene un efecto grande en la salud de tu columna.

Pautas para levantar correctamente

  • Planifica por adelantado lo que quieres hacer y no te apresures.
  • Posiciónate cerca del objeto que quieres levantar.
  • Separa tus pies a una distancia del ancho de tus hombros para darte a tí mismo una base sólida de apoyo.
  • Dobla las rodillas.
  • Aprieta los músculos del estómago.
  • Levanta con los músculos de las piernas a medida que te pones de pie.
  • No intentes levantar por tí mismo un objeto que sea demasiado pesado o de un tamaño raro. Pide ayuda.

Cómo levantar un objeto liviano

Para levantar un objeto muy liviano desde el piso, como un pedazo de papel, inclínate sobre el objeto, ligeramente doble una rodilla y extiende la otra pierna detrás tuyo. Agárrate de una mesa o silla cercana para apoyarte cuando extiendas la mano al objeto.

Cómo levantar un objeto pesado

Ya sea que levantes una canasta pesada de lavandería o una caja pesada en el garaje, recuerda acercarte al objeto, doblar las rodillas y levantar con los músculos de tus piernas. No dobles la cintura.

Cuando levantes equipaje, párate al lado del equipaje, dobla las rodillas, toma la manija y ponte derecho.

Cómo sostener un objeto

Mientras sostienes el objeto, mantén las rodillas levemente dobladas para mantener tu balance. Si tienes que mover el objeto a un lado, evita torcer su cuerpo. Apunta los dedos del pie hacia la dirección adonde quieres moverte y gira en esa dirección. Mantén el objeto cerca de ti mientras lo mueves.

¿Cómo colocar un objeto en un estante?

Si tienes que poner un objeto en un estante, acércate al estante cuanto más posible. Aparta tus pies a una distancia amplia, colocando un pie en frente del otro, para darte una base sólida de apoyo. No te inclines hacia delante y no extiendas totalmente los brazos mientras sostienes el objeto en tus manos.

Si el estante está a la altura de tu pecho, acércate al estante y aparta los pies, con un pie más adelante del otro. Levanta el objeto a lo alto de su pecho, mantén los codos a tu lado y ubica las manos para que pueda empujar el objeto hacia arriba y sobre al estante. Recuerda de apretar los músculos del estómago antes de levantar.

Apoya la espalda cuando estés sentado

Cuando te sientes, mantén la espalda en una posición normal, ligeramente arqueada. Asegúrate de que tu silla apoye la parte lumbar de la espalda. Mantén la cabeza y hombros erguidos. Asegúrate de que la superficie donde trabajas esté a la altura apropiada para que no tengas que inclinarte hacia delante. Una vez por hora, si es posible, ponte de pie y estírate. Pon tus manos en la parte baja de la espalda y suavemente arquea hacia atrás.

Recuerda si sientes algún dolor musculoesquelético y de origen nervioso toma Dolo-tetravit.