Cuidados postparto de higiene para los loquios.

Después de nueve meses de dulce espera, tienes la dicha de tener a tu bebé entre tus brazos y lo más importante en este momento para ti es cuidarlo y demostrarle todo tu amor. Haber tenido a tu bebé se ha convertido en uno de los momentos más hermosos y emocionantes para ti, pero también en uno de grandes desafíos físicos y emocionales a los que aún no estabas preparada.

Luego del parto, todas las mujeres necesitamos seis semanas para que nuestro cuerpo se recupere de los cambios del embarazo, por ello, ahora más que nunca debes cuidarte, descansar y no dudar en pedir ayuda. Lejos de lo que muchas primerizas puedan pensar, el postparto no sólo se reduce al momento que acabas de dar a luz y estás en el hospital, al contrario se tratan de semanas e incluso meses de cambios y reajustes.

Después de tener a tu bebé, dejas todas las incomodidades que trae consigo el embarazo, pero también aparecen otras dificultades físicas y emocionales que debes afrontar poco a poco, con cuidados especiales y mucha dedicación.

A continuación te contamos todos los cambios que va atravesar tu cuerpo y todos los cuidados postparto básicos que debes seguir y además de brindarte consejos prácticos para minimizar las molestias.

Cuidados postparto de higiene para los loquios.

Una de las cosas más notorias que vas a experimentar después de dar a luz, es la aparición de los loquios. Los conocidos loquios son una descarga vaginal de tejido y sangre que se encuentra en tu útero durante el embarazo y que debes expulsar de tu cuerpo al poco tiempo de llegar a casa. Estas perdidas de sangre pueden aparecer en los primeros 3 o 4 días de postparto y durar hasta 15 días aproximadamente.

Es un proceso bastante natural y saludable para las mujeres así que solo trata de mantener una buena higiene desde el principio, lo recomendable es que laves tu zona íntima entre 3 o 5 veces por día con agua y jabón neutro además de secar el área con una toalla suave y limpia..

También es importante que en vez de tampones, uses toallas femeninas puesto que es necesario que los loquios no permanezcan en la vagina. Sigue estos consejos y en pocos días los loquios serán cada vez más escasos, así ya no tendrás que usar las compresas de postparto sino las normales que usas siempre.